miércoles, 12 de diciembre de 2007




Desierto
Aldo Luis Novelli
prólogo (o el camino a ese otro erial)


no es moco e' pavo adentrarse en el desierto de otro -"ningún compañero a la vista, ningún superhéroe celestial" -en tanto puro poeta patagónico Novelli arriesga que "de los grandes desiertos del mundo la palabra es el más poblado", arriesgándose así, una vez más, al seguro rechazo de Dios, o lo que a esta altura haya en su lugar -porque, hasta donde se ve, Dios desprecia a los que cruzan el desierto y viven para contarlo.

-leo ahora la cita de Giannuzzi: "¿te alcanzará la fe para tanto o te dispones a un viaje de vencido?" -algo dice el Desierto de Novelli: olvidate iluso de salir ileso -dragones de las bardas animales salvajes humanos en los bordes de la ciudad alacranes en las estepas gualicho polvoriento el aire el deseo -entre las culpas y las atribuciones que la "dimensión patagonia" le confiere, activista del buen uso de la palabra y la iluminación que se alcanza en el fondo de todos los bares, copetín al paso -y con la franqueza que expresan los hombres cuando lloran-, Aldo Novelli está dejando un registro del viaje que es siempre el último viaje -Infinito! Infinito!, cantan las arañas peludas inmolándose sabias en el asfalto caliente de las carreteras -tan mágicas como ruines las propiedades de la poesía en movimiento perpetuo -la ruta un alambre retorcido sobre el desierto de alpatacos -implacables visiones de la belleza de la desolación y posibles viceversas -memorias de pequeños cowboys del sur hastiados de salmos disparándole a incansables pájaros mecánicos -durante la noche un silencio azul para amar -¿cuánto quedará del mundo mañana? -¿cuánto quedará de esa engañosa sensación de ser parte de un universo primordial oculto a los hombres que leerán estos poemas dentro de unos cuantos veloces años?-

intuyo que estos poemas terminarán funcionando como los pedacitos de espejos que Novelli diseminaba en las arenas del desierto para después, en el viaje siguiente -el propio o el de cualquier otro semejante-, recoger fragmentos de estrellas ilusorias -cierta luz que, de paso, redimirá a los adultos sin pasado -sea como sea, olvídate iluso de salir ileso.

sergio rigazio/ poeta/junín/ buenos aires/ argentina.-
*
I
El dragón verde
salió de las matas de jarillas
y avanzó lentamente hacia mí.
Miré a mí alrededor
ningún compañero a la vista
ningún superhéroe celestial
que venga en mi ayuda.
Estoy solo
en medio del desierto.
Estoy solo
en el centro de mi infancia.
*
VII
En el desierto
el tiempo se dilata bajo el sol
hasta convertirse en arena.
Los habitantes del desierto
jugamos ingenuamente con esa arena
la tomamos en un puño
y apretamos fuerte fuerte
hasta que se desliza entre los dedos.
Cuando abrimos la mano
vacía
ya somos adultos sin pasado.
*
I
Un hombre entra al bar
se sienta
sabe que el mundo está destruido
y que él ha sido cómplice de esa destrucción.
Después llega ella
mira hacia las mesas
lo ve
se acerca y se sienta frente a él
repentinamente le brillan sus ojos de lluvia
su rostro adquiere una expresión bienhechora
y ya no importa más el mundo
ni toda su miseria.-
....................................................................//

sábado, 24 de noviembre de 2007

POETA DE NEUQUEN, UNA DE LAS VOCES FUERTES DE LA LITERATURA PATAGONICA.
DICE QUE “LA VIDA, LA MUERTE Y EL PARAISO PERDIDO” APARECEN EN SU OBRA



Aldo Novelli: versos que cruzan realismo urbano y poesía social. Nació una madrugada de juerga y carnaval de 1957 y reside en Neuquén. Incansable trabajador de la poesía, ha publicado tres libros y aparece en numerosas antologías poéticas.

Para él, “la poesía es una hembra a la que intento atrapar cada noche”.
Trabaja en informática, pero asegura “vivir de la poesía"”.




















"Creo que desde siempre he estado escribiendo el mismo poema, de diversa forma", afirma Aldo Novelli.
Por Martín Colivoro(Diario Patagónico)



"Escribo poesía, o mejor dicho, el intento de llegar a ella», define Aldo Novelli. «La poesía es para mí una hembra, una hembra voluptuosa, casquivana y esquiva, que intento atrapar cada noche y nunca lo consigo y esto de alguna forma me mantiene vivo».


Al buscar ese momento en el que nace la escritura, Novelli viaja hasta sus diez años. «Cursaba quinto grado de la primaria. La maestra nos dio como tarea una composición sobre ‘el árbol’. Recuerdo que escribí algo que relacionaba el árbol y sus raíces en la tierra, con la familia y sus raíces en la comunidad. Hubo un ‘Muy Bien 10 Felicitado’ y el llamado a mis padres y toda una eclosión familiar».

El recuerdo es poderoso, porque «para esa época yo leía a los superhéroes Batman, Superman, Linterna Verde, Spiderman...; que fueron mis compañeros de lucha por mucho tiempo, hasta hoy en día, podría decirse».


Novelli posee una clara definición de su propia escritura, a la que denomina «realismo urbano», aunque «ha sido clasificada diversamente», aclara.
«Es una poesía de lenguaje urbano, seco y a veces ácido, despojado de imágenes abstractas, con escasa adjetivación, contaminada de intenciones irónicas, y ocasionalmente revestida de un descarnado erotismo», sostiene.

En su escritura, «todo el poema funciona como una sola imagen, intentando crear en el texto un clima naturalista y cotidiano, una atmósfera realista que en un instante, es fugazmente iluminada por un resplandor». Entonces, «al impactar en el cuerpo del lector -y en función de su propia carga de emotividad-, le da al texto dimensión poética».


EL MISMO POEMA



Novelli reconoce dos registros en su poesía: uno «más minimalista y urbano»; y otro «prosaico y coloquial». Ambos descansan sobre un sustrato claramente ideológico y el autor se define como «un poeta social» que recrea la poesía social de los ’60 a través de otros modos expresivos.
«De alguna forma me siento deudor de poetas como Juan Gelman y César Vallejo, y en líneas generales de los beatniks, del minimalismo norteamericano, de los poetas malditos franceses y de la ‘poesía social latinoamericana’».

A Novelli lo anima cierto «programa poético» que consiste en lograr una expresión comunicacional simple, para llegar a un lector «ingenuo» o «salvaje» primero; y en un segundo código decirle algo más a un lector «sensible» o «competente».
«Creo que desde siempre he estado escribiendo el mismo poema de diversa forma», asegura Novelli, en lucha para encontrar definición a lo que escribe.
«Los temas que me preocupan son los mismos: la utopía, la palabra, la revolución, la calle, los hombres y mujeres y su existencia, la cotidianeidad, sus angustias, sus búsquedas y sus obsesiones, los seres marginales y los detritus del mundo, el sexo y la interminable búsqueda de la cifra perdida de la felicidad.
En síntesis, la vida, la muerte y el paraíso perdido».


PATAGONIA: TIERRA FERTIL



«Creo que el desierto patagónico es una tierra fértil para la poesía».

Así, Novelli habla de la producción literaria en la Patagonia, región que según él «ha superado la estética folclórica y anquilosada de muchas otras zonas del país».

En Patagonia «hay un caudal poético importante y diverso, con grandes poetas que merecerían mejor suerte y mucha más difusión».

Novelli sostiene que en este sur del país «hay poetas muy superiores a muchos de los ‘poetas famosos’ que ostentan ciudades como Buenos Aires, Córdoba o Rosario».

«Pero todos sabemos que las manzanas que cultivamos con esfuerzo en la Patagonia, la saborean en esas ‘grandes ciudades’», dice.

Para el escritor neuquino, «la Patagonia se cuenta escribiendo, cada vez que un poeta se enfrenta al desafío y abismo que le presenta la hoja en blanco, y no en esa búsqueda obsesiva en que se han empeñado algunos, en hallar por cualquier medio la identidad patagónica».



Novelli también alerta: «como la Patagonia ‘está de moda’, muchos escritores, más pícaros que honestos, tanto argentinos como extranjeros, hacen un viajecito de tres o cuatro días por algunos pueblos patagónicos, hablan con tres o cuatro ‘nativos’ y después escriben un libro que venden como pan caliente en España, México o algún otro país que intenta vender esta tierra como la antigua ciudad de los Césares».

«Por estas avivadas, estamos pagando un precio demasiado alto; y no precisamente en el plano literario, sino concretamente con la tierra y el agua de este inmenso territorio de nuestro país», juzga el poeta.

Los proyectos de Novelli buscan «seguir defendiendo la libertad de pensamiento, intentando formar en los jóvenes un pensamiento crítico y tratando de aportar una semilla de manzana a la utopía de un mundo mejor, que creo posible».

Todo esto, dice hacerlo «desde mi humilde lugar, desde mi precaria palabra poética y revolucionaria».


"Un inquisidor del alma humana"



Aldo Novelli afirma ser «poeta, cuentista, ensayista, inquisidor del alma humana y habitante de bares nocturnos».

Nació en 1957, vivió en Challacó, un campamento petrolero en medio del desierto patagónico, hasta los 13 años, luego vagó por el país hasta regresar a la ciudad de las manzanas prohibidas, Neuquén, donde reside actualmente.

Publicó los libros: «La noche del hastío» (Limón, 2003); «16 poéticas» (Limón, 2004); «Agonistas del fin del mundo» (La luna que, 2005).
También edita un plegado de arte y literatura llamado «Animal Urbano».
Su nombre aparece en diversas antologías poéticas, entre las que se destacan: «La Palabra escondida. Poesía escrita durante la dictadura militar» (1996); «Canto a un Prisionero» (Editorial Poetas Antiimperialistas de América, Otawa, 2005); «País de vientre abierto. Antología de poesía social argentina» (Ediciones Patagonia, 2005), "Legado de Poetas" Poesía Social Argentina 1956-2006 (Ed. Patagonia-2007).
Integró los grupos «Poesía en Trámite» (formado por veinticinco poetas de la región); y «Poetas del Montón» (que logró formar la «Casa de la Poesía» de Neuquén).Estudió «parcial y caóticamente», las carreras de Letras y Periodismo.

Actualmente es corresponsal de la revista de poesía «Mapuche», del sitio web «El Muro Cultural» y de la revista de poesía «El Camarote» (Viedma, Río Negro).

Además de poesía, ha escrito relatos y ensayos literarios.

Su trabajo en el área cultural consiste en «leer, escribir, participar de encuentros, dar lecturas y talleres de lectura/escritura en escuelas».Este escritor afirma, «vivo de la poesía, pero trabajo como analista de sistemas en una empresa informática y hago esporádicamente artículos periodísticos de género literario o político».

Novelli se considera «poeta y laburante», y como tal sostiene dos sitios en internet, donde difunde poesía: http://la-sed-infinita.blogspot.com; y http://fluidos-virtuales.blogspot.com .-
Libros, talleres, cine y lectura en el oeste neuquino


NEUQUÉN (AN).- Mañana se lanzará en los barrios del oeste de esta capital un ciclo de talleres, lecturas, proyección de películas de ficción y documentales y conferencias que constituye la segunda etapa del Plan de Reparación de la Cultura Escrita. El programa se desarrollará durante un mes en establecimientos educativos de los sectores Hipódromo, Toma Esfuerzo, Cuenca XV, Almafuerte y estará coordinado por los escritores Martina Cianis, Vanessa Arroyo, Tomás Watkins, Pablo Betesh, Aldo Novelli, Carlos Blasco, Ramiro Puertas, entre otros. También participarán las artistas plásticas Marta Such y Elisa Algranati.
El circuito de escuelas y colegios está integrado por las primarias 311, 312, 336, 347, 348 y 354; el CPEM 69 Carlos Fuentealba; la EPET 17 y los jardines 42 y 44. El lanzamiento será mañana a las 8.30 en el CPEM 69 Carlos Fuentealba donde, al finalizar el programa en diciembre, Elisa Algranati pintará un mural.
Además de los talleres y exposiciones de los escritores y artistas, y de los dos ciclos de cine para chicos, se distribuirán libros correspondientes al Plan de Lectura del Ministerio de Educación de la Nación y de la colección Mar de sueños, del Ministerio de Relaciones Exteriores de Italia. En total, serán unos 15 mil volúmenes que se repartirán desde los colegios y además desde almacenes, quioscos, unidades de acción familiar, centros de jubilados y bibliotecas populares de la zona.
La población beneficiaria del programa está calculada en más de cuatro mil personas, contando la matrícula de los establecimientos educativos involucrados. Si bien las actividades se desarrollan en edificios escolares, "están abiertas a toda la comunidad", informaron los organizadores.
Las actividades se financian con un subsidio del Fondo Nacional de las Artes y cuentan con el apoyo de la secretaría de Cultura y de la subsecretaría de Prensa de la provincia, que firmaron el convenio correspondiente.
También hay auspicios de la municipalidad de Neuquén, la Universidad Nacional del Comahue a través de la secretaría de Extensión-, la biblioteca popular Escritores Neuquinos, la SEA filial Neuquén y la organización no gubernamental Barriletes en bandada.
La iniciativa, que tuvo su primera etapa en enero pasado en Aluminé y zona de influencia, tiene declaración de interés legislativo por la Cámara de Diputados de la Nación; de interés municipal por el Deliberante neuquino y universitario, por la UNC.











jueves, 4 de octubre de 2007

Carlos Fuentealba Maestro


Según el gran dibujante Chelo Candia, de Fisque Menuco, Río Negro, Patagonia.


En medio de la ruta 22

a Carlos Fuentealba
fusilado por la policía


Una columna de gente avanza por la ruta 22
son cientos, miles y se siguen sumando
van cantando, lanzando consignas al viento
de a ratos bailan y ríen
ríen como si el cansancio fuera una bendición
son maestros, profesores, alfabetizadores, alumnos
que van en pos de un mundo mejor
un mundo de hijos y padres con ansias de sabiduría
para crear un mundo nuevo de hombres y mujeres libres.

Esos maestros reclaman pan y libros
esos alumnos reclaman palabras y sueños
maestros y alumnos aprietan una tiza en la mano
y el cielo del desierto del sur
es un inmenso pizarrón de esperanzas aladas.

Entonces aparecen los esclavos del poder
con esos uniformes manchados de inagotable sangre
desde hace mucho tiempo, desde hacen tantas muertes
y la orden del poder es: REPRIMIR
“repriman a esos hombres y mujeres
que muestran una luz en medio de la oscuridad,
y elijan a uno para escarmentarlos,
a uno que enseña en un barrio tomado por la necesidad
en una villa con hambre de conocimiento y sed de justicia,
elijan a uno y FUSÍLENLO por la espalda
a un metro de distancia
apúntenle directamente a la cabeza
destrocen esa cabeza que piensa y enseña
ahí adentro se esconde el mayor de los peligros
ahí adentro se esconde la LIBERTAD.”

/aldo luis novelli – poeta y laburante
neuquén – patagonia - argentina

miércoles, 27 de junio de 2007

El credo

El credo xeneize


sábado, 23 de junio de 2007

Cuando las letras no olvidan ni perdonan

Gacetilla de prensa

Ediciones Patagonia
Invita a la presentación del libro

Legado de poetas
Cuando las letras no olvidan
Ni perdonan

Poesía Social Argentina
1956/ 2006

Selección y compilación
Roberto Goijman / Diego Mare

Hablarán:
Laura Bonaparte, Rubén Dri
Horacio González y Vicente Zito lema

Lunes 25 de junio de 2007
Biblioteca Nacional.
Auditorio Jorge L. Borges. 18,30 hs
Agüero 2502. Ciudad de Buenos Aires

Legado de poetas, 1956/ 2006.
Arte de tapa, Pedro Gaeta. Texto contratapa, Horacio González.

1ª parte: Juan Gelman/ Miguel Ángel Bustos/ Dardo Dorronzoro/ Jorge Money/ Roberto Santoro/ Paco Urondo/ Glauce Baldovín/ Humberto Costantini/ Nira Etchenique/ César Fernández Moreno/ Luis Franco/ Oscar R. F. García/ Francisco Madariaga/ Horacio Pilar/ Gianni Siccardi/ Armando Tejada Gómez.
2ª parte: Hamlet Lima Quintana/ Luis Eduardo Alonso/ Juan-Jacobo Bajarlía/ Julio Huasi/ Luis Luchi/ Ramón Plaza/ Enrique Puccia/ Néstor Perlongher/ Francisco Squeo Acuña.
3ª parte: Héctor David Gatica/ Alfredo Carlino/ Ernesto Goldar/ Leónidas Lamborghini/ Mario Trejo/ Noé Jitrik/ Alberto Szpunberg/ María del Carmen Suárez/ Eduardo Romano/ Máximo Simpson/ Diego Mare/ Rafael Vásquez/ Carlos Patiño/ Washington Berón/ Susana Cella/ Javier Cófreces/ Daniel Freidemberg/ Roberto Goijman/ Laura Klein/ Víctor Redondo/ Paulina Vinderman.
4ª parte: Leopoldo Castilla/ Jorge Brega/ Marcos Britos/ Elena Cabrejas/ Luis Raúl Calvo/ Carlos Carbone/ Susana Cattaneo/ Gerardo David Curiá/ Reyna Domínguez / María Teresa Dri/ Roberto Glorioso/ Martha Goldín/ Demetrio Iramain/ Ana Kleiner/ Julio Leite/ Graciela Licciardi/ Alejandro Mendez Casariego/ Aldo Luis Novelli/ Ignacio Osorio/ Jorge Quiroga/ Pablo Resa/ Jorge Rivelli/ Olga Edith Romero/ Silsh (Silvia Spinazzola)/ Emilce Strucchi/ Néstor Ventaja/ Vicente Zito Lema.-

viernes, 22 de junio de 2007

Festival Transpampeánico de Poesía

a Puro Babel

A la Puta Poesía Salud!!
Junín/ Buenos Aires



Poetas unidos por por un destello efímero: la poesía./ Afuera, los pájaros vuelan sobre la pampa.




Poetas unidos por el hambre, ahora ríen, alimentados de poesía a la pizza./ Afuera, la noche pregunta por los pájaros.



'Estela de nada' haciendo delirar a la concurrencia a puro punk-jazz en Ambos Mundos./ Afuera, el mundo sigue girando en loco tirabuzón.




A puro cordel en las calles de Junín./ Afuera la poesía cortaba la calle y convocaba a los pájaros.





Sergio Rigazio poetiza la fugacidad./ Afuera, un pájaro fugaz se estrella contra los ojos de la ciudad.







Paula Yende habla de caminos y pájaros perdidos./ Afuera, los caminos se hacen pájaros de viento.






Patricia Sibar despliega sus alas y le canta a Paty Smith./ Afuera los pájaros se detienen a escuchar.






Pipo Lernoud se apodera de los presentes y lanza historias que vuelan./ Afuera, los pájaros se apoderan de la ciudad.


Liliana Campazo ve pájaros en aire./ Afuera los pájaros la observan.



Hernán lee y las palabras danzan en el aire./ Afuera, las sombras inician su baile de sombras con los pájaros negros.






Pablo Dumit nombra personas y amores./ Afuera, las personas se aman con los pájaros.






Diego Cortés lee extraviado por la palabra./ Afuera los pájaros extravían su vuelo.






Ivan Wielikosielek hurga en los vuelos de la adolescencia./ Afuera los pájaros adolecen de lluvia.






Roberto Malatesta trepa al naranjo un día de llovizna./ Afuera los pájaros chillan por el intruso.






Laura Escande lee poemas en el celular./ Afuera los pájaros no comprenden esos aparatos.





Merluza Juarez nada en la palabra./ Afuera los pájaros se tiran en picada.



Chelo Candia dibuja pájaros en el cielorraso./Afuera los pájaros vuelan a ras del cielo.




Gastón Viola lee bajo luz artificial./ Afuera los pájaros se detienen bajo la luna.





Jerónimo Torres empluma las palabras./ Afuera los pájaros se sacuden el frío.






Rubén Américo Liggera trata a las palabras como pequeñas joyas./ Afuera una pareja de pájaros construyen un nido.






La palabra incendia el lugar./ Afuera los pájaros gritan por lluvia.



Aldo Luis Novelli cree que está todo perdido, y va por ello./ Afuera, los pájaros huyen despavoridos.




Ella, birra y jazz, que más?./ Afuera, ya no importa.