lunes, 2 de noviembre de 2009

El poeta, cantor y amigo
trasandino Luis Wilfredo
Carvajal nos acerca estos
poemas para ella




























Pongo Oído En Secreto Ídola Amada


Sigo aquí sin saber porqué
parado en el justo filo de tus fronteras
sin poder penetrar tu árbol secreto
qué será lo que busco en tus sonidos
qué hilo mágico me ató a tu canto
a tu ritmo de pájaro soñado

Diosa loca del caos milenario
horriblemente bella y embriagante
creadora de mundos innombrables
impredecible mariposa en mis desiertos
meretriz involuntaria de sombras resonantes
horizonte inalcanzablemente ajeno
que cuando creo atraparte ya te haz ido
en el bolsillo encuadernado de algún ebrio
o en un barco de papel bajo la lluvia
recortando nubes de futuro incierto
en las hojas soñolientas de mi otoño

Al pasarme la lengua por los labios
saboreando los mil labios que te hirieron
vuelvo a sentir la sed pariendo una caricia
que por dentro me quema en descampado
y se vuelven huidizas tus fronteras
Con tu flor tu espada tu legado
siegas musas que inspiran falsos versos
y arderán en inviernos ignorados
transmigrando con Virgilio hasta el infierno

Clávame tu aguijón emponzoñado
Destílame el veneno de tu canto
Bésame aquí a pleno pecho
como lo hiciste con el Tunco de Lepanto



Atardecer De Invierno


Ya veo destellos azules
en los rincones mas oscuros de mi alma
hombre nube hombre río
camalote de arena al centro de la nada
las hojas en silencio
se van durmiendo en las arenas de tu isla
al ritmo plateado de la lluvia
verde amarillo
verde gris verde marrón
que penetra por mis uñas
todo el maderamen de mi cuerpo
hombre falucho tiritando en la teluría
hombre velero naufragado en tu vientre
hundido guardián de campanas
en el fondo ignorado de tus venas
sollozante desnudes transformadora
tan necesaria vital plena constante
me disuelves en neblina transparente
para volver a renacer de tus volcanes
hombre paisaje
destello descansando
junto al fogón encendido de tu fragua



Beber Tu Rocío Temprano


"Para Nancy Quintana
el ángel que me inspira cada día"



Quiero dejar encendido el fuego en tus praderas
y beber tu rocío temprano
con un hozado beso en tu ombligo
antes de subir tus maternales cimas
y perderme para siempre
en el abismo de tu boca
mientras lo cóncavo
fecunda en lo convexo
el misterio
de la vida
y de la muerte
instante eterno en que somos uno
en la aurora de un tiempo sólo nuestro.
--//
Publicar un comentario