jueves, 27 de mayo de 2010


Rubén Vedovaldi, poeta amigo, de Rosario, Santa Fe nos canta a voz en cuello este himno para la polémica







HIMNO NACIÓ MAL, ARGENTIBIO

Mortadelas, oíd el gritito:
¡Libertad, Mega-Cange y Free Shop!
Oíd el ruido de rotas promesas:
Ved el trono a la farsa peor.

Se levanta a la faz de la tierra
una vieja comedia de acción:
con peluca de rubia platino
y a sus plantas león de telgopor.

Son de plástico laureles
que supimos importar.
Coronados de deudas vivamos
y juremos volver a bardear.

De los nuevos cagones los rostros
Marte mismo parece arrugar:
¿La grandeza se anida en sus pechos?
A su marcha nos hacen llorar.
Se conmueven del Inca las tumbas
-las que Benetton pudo comprar-
lo que ve renovando a sus hijos
negociados de privatizar.

Sean transgénicos laureles
que supimos desteñir
Importados de todo vivamos
y empiojados sin gloria morir.

Pero sierras y muros se sienten
retumbar con horrible fragor:
El País se masturba por gritos
de venganza, de guerra y furor.
¿En los fieros tiranos la envidia
escupió su pestífera hiel?
¿Su estandarte sangriento levantan
provocando a la lid más cruel?

Son eternos los boquetes
que supimos consentir.
Saturados de fútbol nos viven
y morimos sin direc tv.

¿No lo véis sobre Haití, sobre Honduras,
arrojarse con saña tenaz,
y cual lloran bañados en sangre
los sin tierra ni patria ni hogar?
En Colombia, en la ex Puerto Rico
su consumo letal esparcir!
¿No los véis devorando cual fieras
todo pueblo que logran rendir?

Sean eternos...

A vosotros se atreve, Argentibios,
el orgullo del vil bufarrón.
Vuestros campos ya pisa contando
tantas minas follar vencedor.
Mas los bravos unidos juraron
himen y anos por Dios defender.
A esos tigres sedientos de orgías
silicona sabrán oponer.

Sean.

El cheronca argentibio a los curros
corre ardiendo con brío y valor.
Levantóse la bandera blanca
que los campos del Sud resonó.
Buenos Aires se pone a la frente
de los pueblos de la ínclita Unión,
y con uñas audaces rasguñan
al gallego, no al yoni León.

Sean externos esos bonos
que supimos…

Plan Austral, Corralito, Uno a uno;
la Colonia que nos reparió
son letreros eternos que dicen:
AQUÍ EL VIVO SUDACA PERDIÓ.
Aquí el fiero opresor de la Patria
dobladita otra vez la mandó.

Sean eternos...

La parodia al bufón ensartado
ha cubierto con su cotillón
y azorado a su vista el turista
de la risa otra vez se meó.
Las banderas, las armas, se rinden
por dos pesos a un mundo mejor.
La colitis vaciando las tripas
de la nueva y gloriosa nación.

Sean externos...

Desde un pomo hasta el orto resuena
del abroche el sorongo clarín.
y de América el nombre emporcando
les apunta con el pis tolín.

Sucursales piratas abrieron
las Provincias Jodidas de Acá
y los libres mercados responden:
Já já já Ja já já Já já já.

Letra: Fuente O. Vejuna
Música: Sordos Ruidos


Publicar un comentario